En febrero de 2021, el polvo del Sáhara dejó unas espectaculares imágenes de cumbres nevadas teñidas de color rojizo.

Pero más allá de la viralidad en redes sociales, estos episodios también implican un riesgo para la salud humana. Su monitorización y seguimiento, por tanto, no debe descuidarse. Y en esta labor los sensores de calidad del aire que te ofrecemos desde Arantec pueden jugar un importante papel.

¿Qué son las intrusiones saharianas?

Las intrusiones saharianas, también conocidas como episodios africanos o calimas, son masas de aire empujadas por el viento y cargadas de arena y otras partículas del desierto que atraviesan el Mediterráneo o el Océano Atlántico.

Este material particulado tiene, principalmente, una composición mineral. Así, abundan elementos tales como el hierro, fósforo, calcio o magnesio. De hecho, y como curiosidad, cabe señalar que estos aportes son fundamentales para mantener la fertilidad de los suelos. Así, por ejemplo, el 100 % del fósforo encontrado en los encinares del macizo del Montseny tiene origen en sitios como la Depresión de Bodele, en Chad, el norte de Sudán o el desierto nubio (1). Es decir, las intrusiones saharianas también tiene efectos positivos que se hacen notar igualmente en una menor intensidad de los huracanes que barren las costas del Caribe y Estados Unidos.

La ocurrencia de este fenómeno, asimismo, suele alcanzar su máximo durante la época de primavera. No obstante, también puede producirse durante el invierno cuando dominan los vientos de superficie asociados a sistemas de bajas presiones, tal y como señala Nastos (2).

Factores meteorológicos de la irrupción de polvo sobre Canarias. Fuente: Meteored

¿Por qué es importante la monitorización de este polvo del Sáhara?

El transporte de arena del Sáhara es un fenómeno natural, acentuado en ocasiones por la actividad humana. No obstante y a pesar de su origen, genera importantes impactos sobre la salud, la agricultura o transporte. Así que su seguimiento y alerta es, por tanto, una tarea clave.

De esta monitorización continua se encargan proyectos como el Sand and Dust Storm Warning Advisory and Assessment System Project (SDS-WAS) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Esta iniciativa cuenta con tres nodos regionales. El correspondiente a Oriente Medio, norte de África y Europa, se localiza en Barcelona. Su finalidad (3), compartida también por los centros restantes (en China y EEUU), es:

  • Proporcionar un sistema básico de vigilancia y predicción (con hasta 3 días de antelación) validado a la comunidad investigadora y a los países incluidos en la citada región.
  • Mantener un portal web abierto con información sobre tormentas de polvo y arena en el que puedan contribuir todos los sistemas de observación, tanto satelitales como de Tierra, así como modelos de predicción que lo deseen.
  • Implementar una base de datos libre, accesible a través de una web, con datos históricos tanto de observación (satélites y teledetección terrestre) como de modelos con el fin de poder permitir la realización de análisis.

Estos objetivos dejan entrever que dos de las principales fuentes de información son los satélites espaciales y las redes de teledetección terrestres, que proporcionan imágenes tan claras como la siguiente, correspondiente a la tormenta de polvo sahariano del 6 de febrero. De su combinación, complementada con otras fuentes de información, surgen los modelos de predicción que posibilitan comunicar la alerta.

El papel de la tecnología sensórica en la monitorización de las intrusiones saharianas

El avance experimentado en los últimos años por la tecnología sensórica hace que estos instrumentos puedan complementar la información recopilada por los sistemas satelitales y las redes terrestres mencionadas.

No obstante, su principal fortaleza estriba en el papel que pueden jugar en el ámbito hiperlocal. Así, pueden facilitar datos de primera mano sobre aspectos como la calidad del aire derivada de una intrusión sahariana, haciendo posible que las autoridades locales tomen medidas adicionales si se considera oportuno.

Es una de las posibilidades que ofrecen, por ejemplo, nuestros sensores de polvo. Estos dispositivos, que se pueden implementar en la solución Smarty Air, permiten medir la concentración de partículas en tiempo real, pudiendo visualizar la información a través de la plataforma web de Smartyplanet.

El impacto de la arena del Sáhara sobre la salud, una cuestión de tamaño

Las intrusiones saharianas se dejan notar de forma muy relevante sobre la calidad del aire, que disminuye de forma drástica. De hecho, estos eventos pueden multiplicar por 3 las concentraciones de partículas (4).

La presencia de polvo sahariano en suspensión conlleva, asimismo, problemas de salud en los colectivos de población más vulnerables (población infantil, mujeres embarazadas, personas mayores y población con problemas respiratorios y cardiovasculares). En cierta forma, sus efectos guardan cierto paralelismo con las consecuencias del humo de los incendios forestales que ya tratamos hace un tiempo.

Esta consecuencia es resultado directo del tamaño de las partículas en suspensión que arrastra el viento. En este sentido, se distinguen tres tamaños de partículas:

  • Gruesas, con un diámetro inferior o igual a 10 micras (PM10)
  • Finas, menor o igual a 2.5 micras (PM2.5)
  • Ultrafinas, no contempladas por la legislación vigente y que comprenden los materiales con diámetros inferiores a 0,1 micras.

En las masas de aire procedentes del Sáhara abundan las partículas gruesas. Estos materiales, por su tamaño, son atrapados por las mucosas de las vías respiratorias. No obstante, un estudio publicado en 2021 ha demostrado que su aumento también está relacionado con una mayor mortalidad por problemas cardiovasculares, a razón de un 2 % de incremento por cada aumento de 10 microgramos por metro cúbico de aire (5).

Mayor problema plantean las partículas finas PM2.5, que en ocasiones tienen su origen en la segregación de las PM10. Su reducido diámetro posibilita que lleguen hasta los alvéolos pulmonares, atravesándolos e incorporándose al torrente sanguíneo. En estos casos también se constató una relación directa con el incremento de la mortalidad (6).

Conclusión

Aunque el polvo africano tiene una vertiente positiva innegable que contribuye al equilibrio del planeta, los efectos negativos suponen un problema que se traduce en pérdidas económicas y humanas.

Monitorizar, por ejemplo, la concentración de partículas en suspensión en el aire con tecnología sensórica puede ayudar a tomar decisiones que palien estas consecuencias. Al y al cabo, apostar por avances que mejoran la calidad de vida tiene premio.

Fuentes consultadas:

  • (1) Goudie, A., & Middleton, N. (2001). Saharan dust storms: nature and consequences. Earth-Science Reviews, 56(1-4), 179-204. https://doi.org/10.1016/s0012-8252(01)00067-8
  • (2) Nastos, P. (2012). Meteorological patterns associated with intense Saharan dust outbreaks over Greece in winter. Advances In Meteorology, 2012, 1-17. https://doi.org/10.1155/2012/828301
  • (3) Cuevas Agulló, E., Baldasano, J. M., Pérez, C., Querol, X., Martínez Rubio, M. Á., Nickovic, S., & Barrie, L. (2008). El sistema de alerta de tormentas de polvo y arena para Europa, África y Oriente Próximo de la Organización Meteorológica Mundial. Disponible en https://repositorio.aemet.es/handle/20.500.11765/2651
  • (4) Querol, X., Pérez, N., Reche, C., Ealo, M., Ripoll, A., & Tur, J. et al. (2019). African dust and air quality over Spain: Is it only dust that matters?. Science Of The Total Environment, 686, 737-752. https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2019.05.349
  • (5) Domínguez-Rodríguez, A., Báez-Ferrer, N., Abreu-González, P., Rodríguez, S., Díaz, R., Avanzas, P., & Hernández-Vaquero, D. (2021). Impact of Desert Dust Events on the Cardiovascular Disease: A Systematic Review and Meta-Analysis. Journal Of Clinical Medicine, 10(4), 727. http://doi.org/10.3390/jcm10040727
  • (6) Mallone, S., Stafoggia, M., Faustini, A., Gobbi, G., Marconi, A., & Forastiere, F. (2011). Saharan Dust and Associations between Particulate Matter and Daily Mortality in Rome, Italy. Environmental Health Perspectives, 119(10), 1409-1414. https://doi.org/10.1289/ehp.1003026

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Sigue todas las novedades de SmartyPlanet en tu email

You have Successfully Subscribed!